Segunda declinación latina: terminaciones

Ya hemos pasado por la introducción a esta declinación, por lo que ahora solo queda centrarnos en las terminaciones.

Tal como pasaba con las terminaciones de la primera, hay que concentrarse en dos pequeñas listas. Primero, en la de los sustantivos que acaban en -us y en -um.

En este enlace se puede ver un documento listo para imprimir.
En el esquema se ve perfectamente que las palabras que acaban en -us pueden ser masculinas y femeninas, mientras que las neutras pertenecerán a la variante que acaba en -um.

Sería muy útil recordar que más de la mitad estas terminaciones son vocales largas. Las únicas breves son: 

  • El nominativo, el vocativo y el acusativo singulares masculino y femenino.
  • El nominativo, el vocativo y el acusativo singular y plural neutros.
  • El "um" del genitivo plural

Y como una norma sin excepciones parece que no está completa, veamos algunas:

  • Todos los nombres propios acabados en -ius y el sustantivo filius hacen el vocativo en -i. Ej: Cornelius > Corneli; filius > fili.
  • Los nombres en -ius suelen contraer las dos "i" del genitivo singular en una sola. Ej: Corneli-i > Corneli; negoti-i > negoti; ingeni-i > ingeni.
  • En el genitivo plural puede aparecer simplemente la terminación -um en vez de -orum en los siguientes casos.
    • Nombres de pesos y medidas. Ej: modium < modius (medida, 1 modio es igual a 8,75 litros; nummum < nummus (moneda); sestertium < sestertius (moneda); passum < passus (medida de distancia, 1 paso son 5 pies)
    • En las palabras deus y virum, especialmente en la poesía. Ej: deum y virum.
    • En algunos nombres de pueblos. Ej: Celtiberum < Celtiberorum (Celtiberi); Teucrum < Teucrorum (Teucri); Danaum < Danaorum (Danai); Poenum < Poenorum (Poeni).
    • En títulos, como decemvir, cuyo genitivo plural es decemvirum o praefectus fabrum o praefectus socium, que deberían ser fabrorum y sociorum.

En segundo lugar, tenemos las terminaciones de las palabras que terminan en -er y en -ir. Estas palabras también podrían ser de cualquiera de los dos géneros, aunque abundan las que pertenecen al género masculino.

En este enlace se puede ver un documento listo para imprimir.
Para esta tabla tenemos menos observaciones, también porque hay menos palabras. Lo que hay que recordar, sobre todo, que esta variante tiene trampa. 

Tiene dos clases de palabras, las que siguen el modelo puer, pueri y las que siguen el modelo ager, agri. Como se puede ver, en este segundo modelo, el genitivo ha perdido una "e".

¿Y esto como es posible? Pues porque esa "e" es una vocal de apoyo, utilizada en el nominativo porque para los latinos esto "agr" era muy incómodo de pronunciar. Este "truquito" de apoyo se llama epéntesis. En el genitivo "agri" ya se puede pronunciar bien, por lo que la epéntesis no es necesaria.

En este segundo modelo, el nominativo y el vocativo singular tienen la "e", pero a partir de ahí, a partir del acusativo singular, ya no.

La verdad es que esta declinación tiene algunas cositas de las que hay que estar pendientes, pero con práctica se le coge el truco. Sin embargo, la base es cortita, que son los dos cuadros de terminaciones.
Fuentes:

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario