Lenguaje, lengua y habla

Cuando uno se pone a filosofar sobre qué es el lenguaje puede suceder cualquier cosa. Os lo prometo. He llegado a ver saltar chispas, sino dientes, en algunas clases de la facultad por culpa de esta discusión. Así que si os parece bien, aquí vamos a mantenernos en lo sencillo, en lo que "se sabe a ciencia cierta", sin complicaciones.

"No conviene soliviantar a un filólogo"
¡Y lo que se sabe no es nada más ni nada menos que existe el lenguaje! ¿Pero qué es el lenguaje? Pues como hemos acordado lo simple, básicamente es la capacidad de comunicarse con un sistema de comunicación. Sí, pero no con uno cualquiera, sino uno con una estructura determinada y con un contexto de uso. Estos mensajes se transmiten mediante símbolos, señales y sonidos que se emiten y se descifran a través de los sentidos.

Pero el que a nosotros nos interesa es el lenguaje humano, y este lenguaje se compone principalmente de sonidos, de símbolos gráficos -letras, icónos, dibujos- y de gestos -lenguaje corporal-. Pero si concretamos más, nos gusta quedarnos con los dos primeros, el de letras y sonidos.  Todos estos signos, capaces de transmitir un lenguaje, componen lo que se ha venido a llamar signos lingüísticos -más adelante hablaremos de ellos-.

Este lenguaje, desde el lingüísta francés Ferdinand de Saussure, se divide en lengua y en habla.


¿Qué es la lengua?

Bien, pues la lengua es la parte del lenguaje que supone el modelo general y constante que nunca se nos va de la cabeza cuando hablamos. Es decir, es la estructura, la forma de hablar y de decir las cosas que hemos aprendido cuando éramos pequeños de nuestros padres, abuelos, tíos y primos mayores.

Pero cuidado: una lengua solo se da en una comunidad de hablantes. No es como el languaje, que es general, sino que una lengua es el español, el inglés o el francés, por ejemplo, que supuestamente solo lo hablan las personas de ese territorio.

Es un fenómeno social, es supraindividual (de más de un individuo) y es una abstracción.


¿Qué es el habla?

Mientras, el habla es la realización de una lengua en un contexto (lugar y momento) determinado. Pero ¿se produce cuando todos hablamos? Sí y no.

El habla la pruducimos de manera individual, cada uno de nosotros por separado, cada vez que hablamos.




¿Y todo esto qué significa?

Pues significa que dos personas se entienden porque hay un elemento abstracto y común para ellos, es decir, la lengua. Es el modelo lingüístico que utilizan cuando habla, y este modelo establece las reglas, la estructura y la manera de decir las cosas. La lengua parte el bacalao.

Y en el momento en que hablan, cuando expresan ideas, opiniones, sentimientos, practican la lengua a a través del habla o, mejor dicho, a través de actos de habla.

Pero ¿sabéis qué es lo mejor? Dependen una de la otra. La lengua no serviría para nada si no hubiera nadie que la hablara, porque no la realizaría nadie, pero los actos de habla no servirían de nada tampoco si no hay una lengua que nos diga de qué va el juego.

Fuentes:

2 comentarios: