Etapas o períodos de la Edad Media

Datar épocas históricas, como ya hemos repetido en más de una ocasión, es un ejercicio de razonamiento complejo y difícil. Las épocas no cambian de un día para otro, y las épocas vienen marcadas por dos cosas principalmente: el modelo económico y político y las costumbres

Pero aún es más difícil si, dentro de una misma época histórica, intentamos encontrar distintos períodos en los que volverla a dividir. Aunque pueda parecer una tontería a primera vista, esto nos sirve para poder distinguir las causas y consecuencias de los movimientos de población, condiciones de vida o, por ejemplo, caída o alzamiento de distintos reyes o dinastías.

La Edad Media, por su parte, se divide en dos: Alta Edad Media y Baja Edad Media. Sin embargo, antes de entrar en materia, recordemos…

¿Qué es la Edad Media?


Es el nombre que se le da al período en que se sumerge Europa entre los siglos V y XV, es decir, entre la Caída del Imperio Romano de Occidente y la Caída del Imperio Romano de Oriente. Puedes leer más aquí sobre el inicio de la Edad Media y aquí sobre el final de la Edad Media.

Muchos expertos han definido a este período durante siglos como una época sin valor alguno, cuya tónica general eran las guerras de poder y la muerte. Igualmente, la Iglesia y Dios tienen un papel predominante en la forma de pensar (cultura teocéntrica) y se desprecia el racionalismo de la Antigüedad.

Pero lo más importante es el sistema económico imperante: el feudalismo. Este es un sistema de relaciones entre vasallo y señor en el que una persona siempre estaría por debajo de otra en la jerarquía y, por tanto, debía trabajar para él o entregarle una parte de sus ganancias. A cambio, el de mayor rango le concedía, o bien protección militar, o tierras o un sueldo.

Puedes leer más acerca de cómo funciona el feudalismo aquí. Para saber qué significa “Edad Media” o “Medievo”, consulta esta entrada.

Alta y Baja Edad Media


El primero de las dos grandes épocas en que puede dividirse la Edad Media es la llamada Alta Edad Media. Se extiende desde el año 476 hasta, aproximadamente, el año mil.

Durante este tiempo, las guerras se prolongan a lo largo del tiempo. Europa occidental se ve invadida continuamente por tribus vikingas -provenientes del norte-, los pueblos del este (húngaros y eslavos) y los sarracenos, creyentes del Islam. El mapa se atomiza en distintos y pequeños reinos y monarquías y la cultura pasa a un segundo plano, que fundamentalmente controla la Iglesia. De hecho, el índice de analfabetismo es altísimo. El feudalismo, por su parte, está en pleno apogeo y muchas tierras de campesinos pasan a ser poseídas por los señores.

La Baja Edad Media entra en juego alrededor del siglo XI, cuando por fin las guerras se calman y vuelve cierta estabilidad política. Llega hasta el siglo XV y es un momento donde, poco a poco, el sistema local feudal se pierde y comienzan las grandes inmigraciones a la ciudad. Surgen los primeros burgueses, que darán lugar al sistema capitalista. La cultura, aunque aún es controlada por la Iglesia, se expande poco a poco y resurgen el arte y la literatura para ser conservados y apreciados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario