Nombres bíblicos (I): ¿De dónde viene y qué significa el nombre Marta?


Podemos decir, sin lugar a dudas, que el nombre Marta ha sido, es y seguirá siendo uno de los nombres más populares y que más llaman la atención de toda la historia de la humanidad.

Quizá sea por su sencillez, por lo directo, por la simetría de las vocales o simplemente por su significado o la historia bíblica… Nadie lo sabe, pero es así.

Por eso, la entrada de hoy va dedicada a este nombre tan especial.

Un poquito de etimología


La historia del nombre Marta se remonta muy atrás en el tiempo, en concreto a tiempos del idioma arameo.

Para quien se piedra un poco con eso de “arameo”, estamos hablando de una de las lenguas más antigua de la humanidad que aún se conservan. Se estima que se habla, al menos, desde hace tres mil años y, claro está, la Biblia tiene partes escritas en este idioma también.

De este idioma, la palabra מרתא, pronunciada Martâ, se comenzó a utilizar como nombre de pila. Su significado es, probablemente, lo que dota de más nobleza y solera al nombre, pues significa: “Señora” o “Dama”.

Marta en la Biblia


Sin embargo, la popularidad del nombre Marta proviene de la aparición en la Biblia de Marta de Betania, uno de los personajes más característicos del Nuevo Testamento junto con su hermana María y su hermano, Lázaro.

La muchacha es mencionada tanto en el Evangelio de San Lucas (Lc 10, 38-42) como en el Evangelio de San Juan (Jn 11, 1-40 y Jn 12, 1-8) y en ambos hace gala de una gran devoción y una fe intachable hacia Jesucristo.

Eso sí, cierto es también que es uno de los pocos personajes que se atrevieron a cuestionar y a pedir explicaciones a Jesús. Dos veces.

En San Lucas, le pide a Jesús que recrimine a su hermana por no ayudarla y este acaba recriminándola a ella.

—Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sirviendo sola? ¡Dile que me ayude!
—Marta, Marta —le contestó Jesús—, estás inquieta y preocupada por muchas cosas, pero sólo una es necesaria. María ha escogido la mejor, y nadie se la quitará.

En San Juan, le reprende por no haber estado ahí para curar a su hermano Lázaro, amigo del Señor, y dejarlo morir, a lo que este le contesta:

—Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; 26 y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto?

Y ante la fe de la muchacha, Lázaro se alza de su tumba.


Algunas martas famosas

  • Escritoras: Marta Sanz, Martha Grimes, Martha Gellhorn.
  • Bailarinas: Martha Graham.
  • Primeras damas: Martha Jefferson, Martha Washington.
  • Cantantes: Marta Sánchez.
  • Actrices: Marta Hazas, Marta Torné, Martha Steward.

No hay comentarios:

Publicar un comentario