Fonética y Fonología (II): Características de los fonemas

Hace unos días, intentábamos en una entrada comprender qué es un fonema. Además, intentamos distinguirlos de los fonos.

En resumen, dijimos que los fonos son sonidos lingüísticos, es decir, sonidos que se insertan en el esquema de una lengua concreta. Mientras tanto, un fonema era la representación mental de los fonos, del ideal de un fono. Si yo tengo un fono "a", tendré un ideal de "a". Si tengo un fono "b", tendré un ideal de "b" y así sucesivamente.

¿Qué características tiene?


Pues la primera característica es que es abstracto. Es decir, es una representación mental. No se puede tocar, ni ver, ni escuchar. Como ya hemos reflexionado, solo se puede pensar en él. No se puede pronunciar.

La segunda es que es indivisible. ¿Y esto qué significa? Bueno, pues que una "a" no la puedo descomponer en algo más pequeño. ¡Si eres capaz, te reto a que vengas y me hagas la demostración!

La tercera característica es que un fonema no tiene significado. ¿Qué significa una "a"? Nada. "A", si acaso. Pero no tiene significado como la palabra "perro", por ejemplo.

la cuarta característica es la más importante: con un fonema somos capaces de diferenciar palabras y significados. Y por tanto, ¡todos los sonidos que diferencien palabras y significados, serán fonemas!

Piensa en esto: 


"Blackboard chalk" por Raindart.

¿Son palabras distintas? Sí, ¿verdad? ¿No se diferencian solo en una letra? O mejor dicho, ¿en un sonido? Pues ¡todos esos sonidos son fonemas porque diferencian palabras!


Fuentes:

1 comentario: